¿Tu vuelo se ha retrasado? La ‘app’ que te ayuda a recibir hasta 600 euros por reclamar

AirHelp se encarga de las gestiones para reclamar una indemnización a las compañías por retrasos, cancelaciones u overbooking.

¿Sabías que es posible reclamar retrasos en un vuelo a partir de 3 minutos de la hora establecida por la propia compañía? ¿Y que la indemnización puede llegar a los 3.000 euros en los viajes de larga distancia? Muchas veces, la falta de tiempo o la pereza de los trámites administrativos o las colas desalientan a los pasajeros a la hora de reclamar a la aerolínea por un retraso o una cancelación, pero hacerlo puede reportar una importante compensación. Para no perder esa indemnización pero ahorrarse las gestiones ha nacido la ‘app’ AirHelp.

airhelp-p

Disponible tanto para iOS como para Android, la aplicación se encarga de todo el papeleo tras solicitar al usuarios los datos necesarios: el tipo de indencia (retraso, cancelación, overbooking), la ruta, el número de escalas, número de vuelo, fecha del trayecto, los datos del pasajero y el motivo facilitado por la compañía para justificar la demora en el vuelo.

AirHelp es especialmente útil para las empresas, pues estas incidencias en un viaje de trabajo pueden dar al traste con una importante reunión o dificultar la actividad. “Muchos directivos de empresas y empleados son viajeros frecuentes, razón por la cual se encuentran en muchas ocasiones con vuelos afectados por retrasos, cancelaciones y denegación de embarque por overbooking. Estos inconvenientes pueden dar como resultado la imposibilidad de asistir a reuniones, convenciones e incluso no poder cumplir con días laborables”, apunta Carol Ortega, directora de Marketing de la aplicación, que explica que aunque “en raras ocasiones las aerolineas indemnizan a dichos pasajeros afectados por estos motivos”, en realidad estos “sí tienen derecho a recibir una compensación económica dictada por la ley”.

En estos casos, “las indemnizaciones se aplican directamente al pasajero, independientemente de si el vuelo fue pagado por la empresa”. A pesar de ello,”las empresas pueden llegar a acuerdos con sus empleados, para que la indemnización recibida como pasajero pueda ser compartida y así recuperar ambas partes un poco del tiempo perdido en forma de dinero”, añade Ortega.

Hasta 600 euros o un vuelo de vuelta

Las indemnizaciones que se pueden conseguir al reclamar un vuelo varían dependiendo de la distancia y el tiempo ‘perdido’. Los desplazamientos de menos de 1.500 kilómetros que acumulen un retraso de dos horas o más se compensan con 250 euros como máximo. Los que tienen un trayecto entre 1.500 y 3.500 kilómetros y un retraso de al menos tres horas permiten una compensación de hasta 400 euros, mientras que los que superan los 3.500 kilómetros de viaje y se retrasan cuatro horas o más propician un pago de 600 euros. Si el retraso es superior a cinco horas, los pasajeros tienen la opción de solicitar un reembolso del billete y un vuelo de vuelta si correspondiera.

Pero además de las indemnizaciones, la normativa determina que, si el retraso es superior a dos horas, la aerolínea debe proporcionar comida y bebida suficiente, en función del tiempo que sea necesario esperar, así como llamadas telefónicas gratuitas u otros medios de comunicación. En el caso de que finalmente el vuelo salga al día siguiente o más tarde, los pasajeros tienen derecho a recibir de forma gratuita alojamiento en un hotel cercano, así como el transporte entre el aeropuerto y el lugar de alojamiento.

Por otro lado, según el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, el pasajero que sufre un retraso de al menos tres horas en llegar a su destino es comparable al cliente que sufre una cancelación, por lo tanto, la compañía debe ofrecerte un medio de transporte alternativo y además el consumidor tiene derecho a indemnización.

Los expertos estiman que al día casi 5.500 pasajeros en España podrían reclamar una compensación, pero menos de un 2% llegan a reclamar, a pesar de que los usuarios tienen un plazo de hasta diez años para realizar estar reclamaciones, asegura AirHelp. El que los pasajeros decidan no ejercer su derecho a solicitar una indemnización permite a las compañías aéreas ‘ahorrarse’ un buen pico al no tener que realizar los pagos correspondientes: la aplicación cifra este ahorro en unos 900 millones al año.

 

Deja un comentario